Con el avance de la tecnología en el campo de la seguridad electrónica por una parte y la necesidad creciente de vigilar vastas áreas físicas para minimizar pérdidas y reducir riesgos a las personas y propiedades, se hace necesario un análisis en profundidad de las necesidades, así como un diseño con el alcance suficiente pero a la vez óptimo de la red de cámaras IP que van a cubrir las áreas protegidas.

¿Por qué IP?

Las ventajas de utilizar tecnología de punta por encima de las tradicionales cámaras análogas es tremenda, y de hecho, dependiendo del tamaño de las áreas a cubrir, hay casos donde la tecnología análoga simplemente se muestra de inconveniente a totalmente inadecuada. Evidentemente para pequeñas tiendas de productos o servicios, pequeñas oficinas o áreas de comunes de edificios, aún se puede utilizar tecnología tradicional, por un tema más de costos pero estando conscientes de sus limitaciones.

Las cámaras analógicas son alimentadas separadamente cada una y conectadas a una caja de captura de video analógica a través de cables coaxiales lo que usualmente es más engorroso en grandes instalaciones al necesitar c/u una fuente de energía. Por otra parte, la capturadora análoga pasa el video a una grabadora secuencial o DVR. Las búsquedas de eventos en video deben ser hechas de manera secuencial, obligando a los analistas a observar largas horas de videos mayoritariamente irrelevantes antes de conseguir el hecho buscado.

Por otro lado, la tecnología IP tiene diversas ventajas. Las cámaras digitales están alimentadas por el mismo cable de red que transmite la data de video y que las controla. Al ser el video ya completamente digital al salir de la cámara, este es simplemente dirigido por la red de datos hacia los servidores de almacenamiento y procesamiento. El servidor de almacenamiento guarda los videos en su disco duro y es capaz de interactuar con los servicios de búsqueda de manera puntual al hecho que se desea observar, sin necesidad de ver video irrelevante. Los videos al ser datos, pueden ser accedidos por el personal de seguridad autorizado para ello, desde cualquier lugar de las instalaciones e incluso remotamente conectado por ejemplo al Internet. El servidor de procesamiento, puede emplear algoritmos de análisis (Analytics) que detectan un evento y activan una alarma de manera automática permitiendo la reacción del caso, sin la necesidad de que un humano esté viendo el video del área en tiempo real. Algunas de etas “analíticas” automáticas que podemos mencionar son:

  1. Detección de color
  2. Detección de movimiento
  3. Detección de objeto abandonado
  4. Detección de objeto sustraído
  5. Conteo de personas
  6. Detección de multitud
  7. Reconocimiento facial
  8. Reconocimiento de matrículas en vehículos (LPR)

Y otras muchas.

 

Por lo anterior, en proyectos del tipo de grandes mall o centros comerciales, aeropuertos, calles y avenidas de pueblos o ciudades y en general a grandes áreas, la tecnología IP prácticamente es la única alternativa.

Pasos del Diseño

Asumiendo, que nuestro análisis previo de la situación arrojó resultados relativamente estándares como cubrir con video las entradas, salidas, lugares de estancia de altas cantidades de personas, habitáculos de equipos costosos como computadores, transformadores eléctricos, etc. debemos proceder al diseño de nuestra red cctv IP, para lo cual tenemos que tomar en cuenta cuales de los siguientes factores son parte indispensable del diseño, mientras más incluyamos será mejor aunque afectará el costo total del proyecto

  • Abierto. Un sistema abierto capaz de manejar cámaras y dispositivos de cualquier fabricante
  • Escalable. Si el sistema será capaz de crecer en la medida que sea necesario agregando nuevos componentes
  • Redundante. Si el sistema debe contar con elementos de reemplazo automáticos que permiten su operación ininterrumpida aún en el caso de falla de algún componente
  • Que disponga de Mapas Georeferenciales. Con lo cual la operación del sistema se vería simplificada al presentar la información en pantalla sobre un plano del edificio o área cubierta
  • Exigir transferencia tecnológica. Entrenar un personal propio debidamente y certificado en el uso y mantenimiento de la plataforma garantizando independencia a lo largo del tiempo
  • Usar proveedores establecidos. Proveernos por empresas especializadas con suficiente tiempo en el mercado que garanticen la continuidad del modelo y sistema

Con todo esto en mente, debemos a proceder a nuestro diseño a través de estos pasos generales

  1. Determinar número de cámaras a través de su ubicación en el plano
  2. Trazar ruta de la red de datos
  3. Contabilizar la distancia de los trazados de red y determinar el tipo de cable y equipos necesarios para cubrirlo
  4. Contabilizar el ancho de banda que demandarán las cámaras de acuerdo a su tipo y cantidad
  5. Contabilizar el espacio requerido en disco duro en los servidores de almacenamiento en función al tiempo que necesitamos mantener la información
  6. Contabilizar el número de servidores necesarios en función al espacio requerido del punto anterior y a las “analíticas” que deseamos implementar
  7. Diseñar el cuarto de control con la cantidad de estaciones de trabajo para los operadores

Los puntos 3 y 4 están íntimamente relacionados y con seguridad se deben ir desarrollando simultáneamente, pues si los anchos de banda sumados se acercan al 80% del ancho de banda teórico que puede manejar el segmento de red, habrá que modificar el diseño del mismo, bien sea reemplazando los switches por otros de mayor capacidad, o dividiendo en varios segmentos separados al segmento original para así reducir la necesidad de BW.

Cada uno de estos puntos llevará su propio post fin de que sirvan como una guía útil para salir airoso con una red eficiente de CCTV, así sean 100 o 1000 cámaras enlazadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

@ajoporro_com
ajoporro
ajoporro
ajoporro-com
Google+
Google+
https://ajoporro.com/planificar-una-red-cctv-con-camaras-ip